El SRI hará públicas las deudas de los contribuyentes

El director del SRI, Carlos Marx Carrasco estuvo ayer en Guayaquil.

“A todos y de manera continua”, así se harán las visitas denominadas como persuasivas, que el Servicio de Rentas Internas (SRI) inició ayer en Guayaquil, para presentarse ante 600 contribuyentes, de esta ciudad y de Machala, para que paguen sus deudas que ascienden a 5 millones de dólares. Esta visita, junto con la publicación de las deudas en firme, -y en un segundo momento, de las no en firme-, de los ciudadanos que mantengan obligaciones con el SRI, son las medidas con las que esta entidad aspira a recaudar los montos por impuestos, aún pendientes.

Desde ayer se puso a disposición de los ciudadanos una nueva herramienta en el sitio web del SRI, www.sri.gob.ec. En el área de servicios más utilizados, usted puede encontrar ahora una pestaña que dice “Consulta de deudas en firme”, que son aquellas en las que no le queda al contribuyente otra opción más que pagar, explicó el director del SRI, Carlos Marx Carrasco, en rueda de prensa.

“Hemos decidido, al amparo de del artículo 99 del Código Tributario, que señala que el SRI debe hacer conocer a la sociedad cuáles son las deudas y el monto que mantienen los contribuyentes, ya sean personas naturales o empresas, sociedad o personas jurídicas. Primero, vamos a hacer conocer solamente de las deudas que están en firme; es decir que ya son cosa juzgada, de los actos determinativos o las declaraciones del propio contribuyente, así lo establece. En un segundo momento, se incluirán las deudas que no están en firme”, dijo.

En los 5 años de lo que lleva de administración, según Carrasco, se han generado más de 2.500 millones de dólares en deuda (no en firme), “y ese monto se encuentra en sede judicial o en sede administrativa. Entiéndase en los tribunales distritales, en la Corte Nacional del Justicia, o en el propio SRI, esta información también la vamos a publicar. En un primer momento y durante 60 días, la información será accesible solamente para el propio deudor, transcurridos los 60 días ya será de conocimiento público”, insistió.

Para el abogado tributario, Carlos Licto, este tipo de decisiones, tanto la visita puerta a puerta como la publicación de las deudas, no son nuevas en la región. Van encaminadas a cobrar de una u otra forma la deuda, y se aplican en otros países, “sobre todo, Chile, Argentina, del mismo Perú, que tienen este tipo de medidas que son de presión”.

“Obviamente a nadie le gusta estar en los registros públicos o que se publicite que una empresa o una persona está morando el pago. En un Condominio, por ejemplo, si está debiendo las cuotas del condominio es prohibido publicar el listado de los deudores, porque eso afecta la honra de las personas; Sin embargo, en derecho público, el Estado, tiene algunas normas que les permite publicarlas, eso hemos visto con la banca cerrada, por ejemplo”, dijo el abogado.

Sin embargo, cuando ya se habla de deudas no en firme, que están dentro de un litigio legal en el que se puede determinar si la persona o empresa es o no es deudor, o que debe menos de lo estipulado, allí ya se estaría incurriendo en una afectación al derecho a la honra, o al debido proceso, puesto que la Constitución habla de la presunción de inocencia, refirió. Y una vez dentro de un registro de este tipo, las afectaciones podrían ser de distintos tipos, un banco no le va a dar un préstamos por ejemplo, así le diga que la deuda está en litigio, la gente no se pone a ver detalles en esos momentos, señala.

En ese mismo sentido se pronunció Carlos Mackliff, experto tributario, quien asegura que este tipo de información, y ni siquiera las deudas en firme, no se hacen públicas en otros países; justamente porque no hay una resolución final sobre ellos. En materia tributaria, dice primero se agotan todas las instancias dentro del mismo SRI; y luego de puede acudir a cualquier otra instancia judicial, por esa razón, incluso la deuda en firme, no sería tan en firme, porque se puede acudir hasta instancias internacionales, explica.

El director del SRI, se basa en el artículo 99 del Código Tributario para hacer pública la información. Este dice que “la administración tributaria deberá difundir anualmente los nombres de los sujetos pasivos y los valores que hayan pagado o no por sus obligaciones tributarias”. Sin embargo, lo que se interpreta generalmente es que se refiere a las deudas en firme, dice Licto.

Añade además que hasta 1975, ese artículo más bien protegía ese tipo de información pero que fue cambiado el 15 de abril de 1998, como está actualmente.

El director del SRI, hizo una convocatoria “muy fraterna a la ciudadanía: Puede que no resulte muy agradable constar en la lista de deudores, no del SRI, sino de la sociedad; entendemos que tienen legítimo derecho a la defensa, al debido proceso, pero hay deudas que a nuestro entender son absolutamente claras; y en las impugnaciones, como que esperan que algún milagro judicial ocurriese y se disminuya o se cancele esa deuda. Queremos entonces evitarle contratiempos al contribuyente, evitarles costes financieros, por los intereses que se van acumulando, queremos evitarle que no quiere que se sepa que está debiendo, pague la deuda que no es con el SRI, sino a la sociedad”.

Pero para Mackliff, el riesgo estará en el uso de esta información que casi siempre se ha hecho en el plano político, y que acercándose una campaña electoral para los comicios del 2013, seguramente se usará de la misma forma.

7 mil casos pendientes: los más conocidos, Claro y Noboa

En el tema judicial, según Carrasco existen más de 7 mil casos pendientes, tanto en tribunales distritales como en la Corte Nacional de Justicia y en la misma Corte Constitucional, que suman 2.500 millones de dólares que se encuentran estancados, sin cobro en distintos procesos judiciales.

Pero, ya la función judicial está fallando, aproximadamente en un 70% de los juicios, a favor del estado, o del SRI, dijo Carrasco. Dentro de estos casos están el de la empresa Claro, con 192 millones de deuda y el de la bananera Noboa con aproximadamente 100 millones de dólares, con los intereses acumulados.

“Han habido un número importante de casos, y la mayoría, los más importantes por cuantía, están muy cerca de que sean sentenciados en Corte Nacional de Justicia, habiéndose en primera instancia, en los tribunales fiscales, fallado a favor del SRI”.

Uno de esos casos fue el de la telefónica Claro, antes Porta o Conecel, del que recientemente hubo una sentencia a favor del Sri, recordó Carrasco, quien dijo aprovechar a los medios de comunicación para hacer una recomendación a sus directivos.

“El tribunal fiscal de Guayaquil falló a favor de la sociedad, del Estado o del SRI, como quieran verlo, en un litigio que se venía llevando por más de 2 años, resultante de 13 actas de procesos determinativos por Impuesto a la Renta, Retenciones, IVA e ICE; por el periodo 2003 al 2006. El valor de la deuda principal, más intereses sin recargo alcanza a 192 millones de dólares. Lo que estamos haciendo es convocar a los directivos de Claro, a fin de que viabilicen más bien el pago, antes de que se le acumule mas intereses. No creo que sea un buen negocio financiero para una empresa deberle al Estado, porque los intereses son por encima del interés del mercado; e incluso como directamente lo habíamos hecho a algunos directivos de Porta, sugerirles que aquella parte de la deuda que ellos consideran que no hay nada que hacer, y que definitivamente nosotros tenemos la razón, que procedan al pago; y podrían -si así lo deciden, están en su derecho, casar, interponer dicho recurso ante la Corte Nacional; y lo demás pagar”, dijo Carrasco.

El funcionario reconoció que la administración actual de la compañía, ha tenido un buen comportamiento tributario. “En los últimos años, al menos durante nuestra administración, Porta (ahora Claro) se ha portado tributariamente bien, lo reconozco públicamente”, dijo y mencionó los impuestos pagados por IR, en los últimos 5 años.

Según Carrasco, en 2011 Claro pagó con un mes de anticipación su impuesto a la Renta que sumó 132 millones de dólares; en 2010, fue de $ 120 millones; en 2009, $90 millones; en 2008, 80 millones; y en 2007, $50 millones. Sin embargo, entre 2003 y 2006 pagó 4 millones por los tres años juntos, dijo.

Aseguró que la deuda de los 192 millones deben ser pagados ya, o tiene el derecho de admitir a recurso de casación la cantidad que ellos crean en un plazo de 20 días; “o pueden decir: no mejor ya no caso y pago todo esa, es una libre determinación de la compañía”, precisó.

El 15 de marzo pasado, la Primera Sala del Tribunal Distrital de lo Fiscal Nº2 del Guayas falló a favor del Estado en ese proceso. Conecel informó entonces, mediante un comunicado de prensa, que la empresa telefónica mantiene diferencias con SRI, por glosas tributarias del 2003 al 2006, de las que dijo no existe sustento jurídico. También aclaró que esas glosas han sido impugnadas pues al no estar ejecutoriada la sentencia, aún puede presentar los recursos que crea necesario, según publicó diario El Universo.

Otro caso, que aún no tiene resolución favorable para el SRI, es el de la bananera Noboa, al que Carrasco se refirió como el cuento del gallo pelón. Esto porque según explicó la defensa de la empresa revocó a los jueces de la Corte Nacional de Justicia, esa revocatoria fue negada por los conjueces que actuaron; pero luego la compañía también revocó a los conjueces.

“Yo creo que ya es hora de que la empresa bananera Noboa, lejos de enjuiciar al director del SRI, de paso no se han hecho eco de los 20 millones de dólares de demanda que debo enfrentar, por defender los intereses de la colectividad, me puede poner otro juicio de $500 o “1.000 millones, yo estoy con la conciencia tranquila”, indicó Carrasco.

Con visitas y subasta también se recaudará

En las visitas persuasivas, que arrancaron en Cuenca como Días de la Recaudación en diciembre de 2011, participarán 60 funcionarios del SRI. Ellos buscarán a los contribuyentes ya identificados, y que previamente han recibido una comunicación, para que justifiquen sus obligaciones antes de que pasen a la etapa coercitiva; “donde la administración tiene la potestad de incluir medidas cautelares; así como promover el inicio de acciones penales, de las cuales ya existen varios casos”, informó el SRI.

Paralelo a esta visita, ayer y hoy se hizo una subasta de 11 vehículos de varios deudores en Guayaquil; y hoy hará el remate de bienes inmuebles (terrenos) en Muisne; el remate de una casa en Quito; así como la subasta de lemas y marcas comerciales en Quito. Con todo ello se espera recaudar un millón de dólares en Quito y Guayaquil.

Publicidad

Deje un comentario

Powered by Buró Estratégico