El impacto del Impuesto a la Salida de Divisas se traslada al consumidor

El ISD es uno de los temas más polémicos de la Reforma Tributaria.

El ISD es uno de los temas más polémicos de la Reforma Tributaria.

El incremento al Impuesto a la Salida de Divisas (ISD), del 2% al 5% afectará al usuario final de los bienes, pues ninguna empresa asumirá este costo, aseguran especialistas. El aumento se fija en la propuesta de Ley de Fomento Ambiental y Optimización de los Ingresos del Estado, que envió el Ejecutivo a la Asamblea, el lunes pasado.

El ISD fue creado en 2008 con una tarifa de 0.5% bajo la premisa de detener la salida de capitales del país. Al año siguiente se incrementó en 1% y posteriormente pasó al 2%. Pero no cumplió con su función, expresó César Robalino, presidente de la Asociación de Bancos del Ecuador.

Según datos del Servicio de Rentas Internas (SRI), de enero a septiembre de 2010 se recaudó $ 265,8 millones. Y durante el mismo período de 2011 la cifra se ubicó en $ 340,1 millones. “El objetivo principal de este proyecto de ley, enviado por el gobierno nacional, es sencillamente procurar más recursos para financiar la expansión del gasto público”, aseguró Robalino.

La finalidad de este impuesto era disminuir los ‘capitales golondrinas’ (que ingresan por lapsos cortos de tiempo), pero con una tasa mínima que generaría rentabilidad por la continuidad en el envío e ingreso de dinero, indicó Jorge Ayala, profesor de tributación de Espae-Espol y gerente general de Transfer Pricing Advisors (TPA).

El analista afirmó ser el creador de este impuesto, con la idea original, que después fue cambiada por el Gobierno. “Se dio cuenta que este impuesto es de fácil recaudación y es políticamente muy bien puesto porque la gente no se da cuenta que con él va a pagar más de todo. Como el pueblo no lo siente, políticamente es más viable, al final, termina pagándolo el pueblo porque se encarece todo”, expresó.

El texto introduce que el pago del impuesto se lo realice anualmente, incluso con los dineros de las exportaciones que se mantienen fuera del país. Los plazos, forma y demás requisitos para pagar los establecerá el SRI, según indica el artículo 17 de la Reforma. (Descargue aquí)

La asambleísta Viviana Bonilla (PAIS), quien es miembro de la Comisión de lo Económico y Tributario, no coincide con ese criterio pues aseguró que está dirigido a quienes envían y dejan grandes cantidades de dinero en el exterior. “¿Eventualmente, qué es lo que va a pasar? Las empresas van a preferir mantener el dinero en el país y no pagar el impuesto del 2% al 5%”.

Bonilla, en una entrevista en EtvTelerama, insistió en que este tributo no está enfocado específicamente a la recaudación, si no más bien a mantener el dinero en el país.

Para el exministro de Economía, Mauricio Pozo, el incremento de esta imposición afecta incluso al principio de libre flujo de capitales de una economía, pues al no tener moneda propia, estos provienen de afuera.

“Es un contrasentido absoluto, no tiene fundamento técnico alguno y los capitales van a seguir saliendo igual si ponen el 5%, el7%, el 1% o el 10% (de impuestos). Los capitales se quedan cuando ven un ambiente de tranquilidad, de certeza, de certidumbre, de reglas claras y con nueve reformas tributarias en menos de 5 años, lo que menos se tiene es eso”, insistió Pozo.

Las empresas que tengan actividades en el exterior se verán complicadas con este aumento aseveró el analista bancario, Esteban López. Ellos, compran sus insumos, materias primas, maquinaria, en el exterior y es ahí cuando se les va a gravar el impuesto puesto que “en la práctica casi todos los negocios tiene actividades con el exterior”, puntualizó.

En 2010 la recaudación total del tributo fue de $371,3 millones. Según la presentación que hizo la ministra Coordinadora de la Producción, Nathalie Cely en la Asamblea, en 2010, el pago del ISD que se aplicó a las importaciones de materias primas y de bienes de capital fue de $221 millones. En ese año el país compró $1.043 millones en ambos rubros.

En ese análisis se estableció que al incrementarse la tarifa del 5%, se generaría $552 millones por concepto de ISD a ese tipo de importación. En un estudio de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), se indica que del total del pago del ISD, $136 millones fueron aportados por el sector productivo, y que al final ese valor se cargó al consumidor.

Para reducir el impacto del incremento, en el proyecto de ley también se plantea un crédito tributario que se aplicará para el pago del Impuesto a la Renta de los cinco últimos ejercicios fiscales. Este se podrá utilizar en la importación de las materias primas, insumos y bienes de capital.

A pesar de esto, las empresas deberán esperar unos seis meses de trámite para que el costo del ISD les sea devuelto en el pago del Impuesto a la Renta. López agrega que de esa forma las compañías tendrán un capital de trabajo inmovilizado mientras corre ese plazo.

Esta inmovilidad genera varios efectos, según el analista económico Alberto Acosta Burneo. Uno de ellos es que se disminuye la competitividad de las empresas ecuatorianas frente a vecinos como Perú y Colombia que ya firmaron un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Otra consecuencia es que el costo de este impuesto se traslada a los usuarios o compradores finales con el incremento a los precios.

“Así se aplique el crédito tributario, existe un costo y ese lo va a pagar el consumidor, no necesariamente de los más acaudalados sino de la mayoría de la población”, afirmó Acosta Burneo.

Pero estos efectos también se verían en el ámbito crediticio, aseguró Robalino, pues el ISD incide directamente en el costo del crédito externo para el sector privado. “Eso lo absorben los clientes, no el banco, ni las entidades financieras”.

Por lo que en la visita que hizo a la Comisión que analiza el proyecto de ley, propuso que se incluya un artículo que reduzca el impacto del tributo. “Están exonerados los pagos de capital e intereses por concepto de créditos externos que estén debidamente registrados en el Banco Central del Ecuador, siempre que el destino inmediato no sean paraísos fiscales, de conformidad a lo que señale el Servicio de Rentas Internas en la Resolución que emita y publique para este efecto”.

Mañana se conocerá el informe del primer debate

Desde que el proyecto de reforma tributaria ingresó a la Asamblea el lunes pasado se agilizó el trámite de la norma, pues tiene el carácter de económico urgente. Esto quiere decir que desde el 24 de cotubre corren los 30 días que tiene el Legislativo para aprobar la norma.

Por esta razón, y por el largo feriado que se inicia este miércoles es que en la Comisión de Régimen Económico se agilizó la recolección de observaciones a la norma que arrancaron el jueves pasado, con la exposición, primero del SRI sobre el por qué de las reformas planteadas y las críticas desde los sectores empresariales, financieros, y de otros.

El viernes se registró una extensa jornada de labores en dicha comisión pues se recibió a los representantes de diez sectores, que en su mayoría se refieron al incremento del Impuesto a la Salida de Divisas.
Entre ellos, acudieron: Javier Vaca, de la Red Financiera Rural, quien dijo que las microempresas se financian con créditos internacionales, por lo que solicitaron que sean exonerados del incremento del 2% al 5%, del impuesto a la salida de divisas.

En cambio, José Tonello, de la Fundación Ecuatoriana Populorum Progressio (FEPP), recordó que el aporte internacional a su organización ha disminuido y actualmente tienen una deuda de 3 millones de dólares, y que aumento de ese impuesto los obligaría a incrementar de 3 a 4 dólares el costo de una consulta médica, para sustentar este servicio.

De parte del sector licorero, que registrará un incremento en el ICE, Jorge Talbot, de la Asociación de Industriales Licoreros, manifestó que desde el año 2000 hasta el 2010, los tributosse han incrementado en un 775%, para este sector.

Por el sector automotriz, acudió Diego Vaca, representante de Toyota, quien recordó que Ecuador fue pionero en utilizar tecnología híbrida en América del Sur.

Respecto al IVA e ICE, mencionó que el alza reduciría la compra de vehículos híbridos y no se cumplirá la tan anhelada renovación del parque automotor, por lo que pidió no aplicar el IVA e ICE a los híbridos de más de 35 mil dólares.

Quien defendió la propuesta tributaria y resolvió algunas dudas de parte del SRI; fue Mauro Andino Alarcón.
Los legisladores de esta comisión esperan tener listo mañana, el informe para el primer debate de la norma que podría realizarse después del feriado.

Publicidad

Un comentario para “El impacto del Impuesto a la Salida de Divisas se traslada al consumidor”

  1. Alex Pashma G. says:

    Todos los impuestos que directa o indirectamente pagan las empresas automaticamente se las traslada al consumidor, y además esto auyenta la inversión extranjera.

Deje un comentario

Powered by Buró Estratégico