La desinversión de los bancos incluye a las Casas de Valores y empresas de Seguros

La Bolsa de Valores de Quito registra 30 casas de valores. En Guayaquil hay 19.

La prohibición está en la última regulación de la Junta Bancaria que da un plazo de un año para que la banca se deslinde de esos negocios, así como de las compañías de seguro que mantengan. El borrador de la Ley del Mercado de Valores también habla de esa desinversión pero propone un plazo de dos años. Los actores de las bolsas y casas de valores así como los propios bancos aseguran que eso reducirá el movimiento bursátil en el país.

La premisa de que los bancos solo pueden captar depósitos y entregar créditos va configurándose a través de las regulaciones y leyes que propone el Ejecutivo. Las entidades no solo tuvieron que desinvertir en las acciones que tenía en los medios de comunicación, con la aprobación de la Consulta Popular se obliga a la banca a dejar cualquier otra actividad empresarial que mantengan hasta el momento.

A eso, se suma además una resolución de la Junta Bancaria (publicada el pasado 29 de julio) que da como plazo el 12 de julio de 2012 para que las entidades financieras enajenen las acciones o su participación en las compañías o sociedades mercantiles, ajenas a su actividad. En la Disposición Transitoria Primera, de dicho documento, se amplía la prohibición a los bancos de tener casas de valores y empresas de seguro.

En el reporte de los Grupos Económicos que publica el Servicio de Rentas Internas (SRI) registra que de los ocho grupos financieros más grandes del país, seis mantienen empresas de seguros. Estos son Banco Pichincha (Seguros Pichincha), Banco del Austro (Seguros Unidos), Banco de Guayaquil (Seguros Río Guayas), Produbanco (Produseguros), Banco Internacional (Seguros Cervantes) y Banco Territorial (Seguros Porvenir).

Mientras que según el registro de las Bolsas de Valores de Guayaquil y Quito, de las 49 casas de valores registradas en esa entidad, nueve son empresas relacionadas con los bancos. Estas son Accival (Banco Promerica), Multivalores BG (Banco Guayaquil), Produvalores (Produbanco), Valpacífico (Banco del Pacífico), Amazonas Capital Market (Banco Amazonas), Picaval (Banco del Pichincha), Corporación Organizada de Valores- Covsa (Banco de Machala) y Valores Bolivariano (Banco Bolivariano).

Pero los plazos no están del todo claros, pese a que la Junta Bancaria dio un año, en la última versión del proyecto de Ley del Mercado de Valores (25 de julio 2011) se establece que los grupos financieros y vinculados no podrán ser accionistas de casas de valores, administradoras de fondos y fideicomisos, y da un plazo de dos años para desinvertir en estas actividades.

Al eliminarse las casas de valores bancarias y las administradoras de fondos de estas instituciones, los recursos serán canalizados directamente al mercado de valores, señala Luis Rosero, quien está trabajando en la elaboración del borrador del proyecto de Ley. “El problema de la participación de los bancos es que una parte de los recursos que captan es para fondear sus propias operaciones, cuando esos ahorros captados deberían ir a financiamiento de mediano y largo plazo. Hay una distorsión y ese sería uno de los motivos por los que se trata de excluir a los bancos del mercado de valores”.

Los grupos financieros están autorizados a tener empresas de seguros y compañías bursátiles, explica César Robalino, director Ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados. “Sugerimos a la ministra Coordinadora de la Política Económica, Katiuska King, que no era conveniente que se prohíban estas empresas porque los bancos apoyan el desarrollo del mercado de valores y el mercado de capitales. Ningún banco es enemigo del mercado de valores, más bien lo apoyan”.

Entre las operaciones que realizan los bancos, señala, emite obligaciones bancarias, hacen titularizaciones de cartera hipotecaria, de vehículos y de tarjetas de crédito. “También convencen a los empresarios e industriales a que emitan acciones, obligaciones y papel comercial y le dicen déjame manejar a mí esas transacciones y reciben comisiones establecidas en la ley. El banco hace los estudios, el prospecto, el análisis de riesgo por medio de su empresa de valores y luego entra al mercado, vía la bolsa de valores, a convencer al inversionista de que los papeles están bien calificados”.

La regulación, tanto de la Junta Bancaria como del proyecto de Ley, preocupa al sector bursátil. Patricio Peña, director de la Bolsa de Valores de Quito sostiene que de la experiencia local e internacional se aprecia que los mercados de capitales se desarrollan con la participación directa de las instituciones bancarias y financieras. “Es una decisión que se entiende tiene antecedentes de carácter ideológico, pudieran estar, a diferencia de lo que se persigue, vulnerando y conspirando con el autentico desarrollo del mercado de valores en el Ecuador”.

Las empresas bursátiles bancarias, según Peña manejan el 70% de las operaciones de valores en el país. El otro 30% está en manos de las casas de valores independientes. En 2010, según un estudio elaborado por la Asociación de Casas de Valores (Asocaval), se negociaron $5,106 millones en el mercado bursátil.

“La cartera de clientes que manejan las casas de valores pertenecientes a grupos financieros no es que se van a mudar inmediatamente a las otras casas de valores, hay una gran cantidad de consideraciones de por medio. No se va a dar esa ecuación de que el tamaño de mercado no se va a afectar y que solo habrá una mudanza de transacción entre unos jugadores y otros. Preveo que el efecto directo es una reducción ostensible del volumen de transacciones”.

En eso coincide Ulises Alvear, presidente del directorio de Asocaval, quien asegura que la salida del mercado de las casas de valores de los bancos afectará el crecimiento del mercado. “Las autoridades creen que existe un conflicto de interés en las casas de valores de las instituciones financieras frente al rol que tienen los bancos, que es captar depósitos y prestar dinero. Las casas de valores lo que hacen es poner en contacto directo los inversionistas con los emisores y el Gobierno ve ahí un conflicto de intereses. Nosotros creemos es que eso debería ser normado y regulado y no eliminar a un jugador del mercado lo cual terminaría siendo discriminatorio, porque un grupo financiero no puede tener un casa de valores y un grupo económico sí”.

El proyecto de Ley está en asesoría jurídica para hacer los respectivos ajustes, a fin de que sea remitido a la Asamblea. Luis Rosero adelantó que en octubre o noviembre este proyecto será enviado a la Asamblea. Sin embargo, según la resolución de la Junta Bancaria (JB-2011-1973), las entidades bancarias tenían 15 días laborables, a partir del 12 de julio, para enviar una declaración juramentada que no es titular directa ni indirectamente sobre acciones o participación en actividades diferentes a su negocio. Ese plazo venció el pasado 2 de agosto. (VVC)

Publicidad

Un comentario para “La desinversión de los bancos incluye a las Casas de Valores y empresas de Seguros”

  1. Nèstor Romero Acosta says:

    De que sirve que ya no existan presos sin sentencia, si ahora se tiene la reincidencia, que practicamente es lo mismo, pues el enfermo nunca mejora, màs bien se agrava.
    Pues ni para los honestos preparados, hay trabajo, peor para una persona que ha cometido un delito.
    Todo el problema esta en la falta de empleo.
    Acaso que en Ecuador existe rehabilitacion.
    EL GRAN PROBLEMA DE LA INSEGURIDAD, EN GRAN PARTE ESTA EN LA FALTA DE EMPLEO.
    Den empleo, a personas que roban cosas pequeñas, y van a ver que se rehabilitan.

Deje un comentario

Powered by Buró Estratégico