Poblaciones fronterizas de Venezuela ya sufren efectos de la crisis diplomática con Colombia

Aparentemente las posturas Colombia y Venezuela no tienen solución aún.

A una semana de la ruptura de relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia, luego de que este último denunciara la existencia de campamentos terroristas en territorio venezolano, se registran los primeros efectos económicos.

Las más afectadas son, nuevamente, las poblaciones fronterizas aseguran analistas de ambos países. El comercio y la economía de la frontera compartida ve un decaimiento desde hace un año, cuando se congelaron las relaciones. Así lo explica Noel Álvarez, Presidente de Fedecámaras de Venezuela quien afirma que en el mes de julio del 2010 se presenta una caída del comercio venezolano frente al colombiano del 70%, comparado con el mes de julio del año pasado.

Álvarez comenta que fuera de la balanza comercial entre ambas naciones, está el intercambio extra entre los ciudadanos. “Lo hemos cuantificado a través del tiempo en un orden cercano a los $ 2.000 millones, más allá de los $ 7.200 millones que registra la balanza comercial entre Venezuela y Colombia”.

El 70% del Producto Interno Bruto del estado de Táchira (fronteriza venezolana), depende de este tipo de comercio binacional. En la misma situación se encuentran estados del lado colombiano como Santander, Cúcuta y la Villa del Rosario, dice Álvarez.

“Son pueblos que viven del comercio con Colombia”, agrega el periodista venezolano Alexander Cambero, que colabora con los diarios El Universal de Venezuela y El Tiempo de Colombia,  quien además le da crédito al estado colombiano de Santander de ser el surtidor de alimentos para su vecino Táchira durante los casos de desabastecimiento de alimentos.

Pero hasta ayer el único gobierno preocupado por la situación fronteriza era el colombiano. El gobierno de Álvaro Uribe expidió tres decretos de emergencia social, el martes en la noche, para paliar la situación comercial.

El primero, el decreto 2694, excluye del cobro del IVA del 16%, durante 120 días, a los 37 municipios fronterizos con Venezuela de los departamentos de Boyacá, Cesar, La Guajira, Norte de Santander, Arauca y Vichada. Esta exclusión se aplica para productos como alimentos, calzado, confecciones, materiales de construcción y electrodomésticos.

El segundo, dispone a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, definir en esas mismas poblaciones mecanismos para pagar deudas de los contribuyentes, a través de dación en pago de bienes muebles e inmuebles.

Y el tercero, permitirá a esas localidades crear zonas francas, con una inversión requerida de un millón de dólares. Esto hasta el 31 de diciembre del 2011.

Las consecuencias económicas han venido incidiendo desde el 2008 según un informe de CNN. El comercio entre las dos naciones alcanzó un récord de 7,300 millones de dólares en 2008, pero según la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (CAVECOL), ha venido disminuyendo desde que comenzaron las tensiones.

En 2009, el comercio descendió a 4,600 millones de dólares, una disminución de casi un 37%. Hasta finales de mayo de este año, el comercio entre los dos países sudamericanos fue de apenas 770 millones de dólares. Las proyecciones optimistas de 1,850 millones de dólares en este rubro para el 2010 son prácticamente imposibles ahora.

Una estrategia por las próximas elecciones

Pero la postura del presidente venezolano, Hugo Chávez, de romper relaciones diplomáticas con Colombia, también se vislumbra hacia otro objetivo: Las elecciones parlamentarias de septiembre próximo.

Algunas encuestas realizadas en febrero, mayo y junio pasado revelan que los candidatos del partido de Chávez no tendrían simpatía.

Un sondeo de opinión realizado por la empresa venezolana Consultores 21, que hace investigación de mercado y estudios de opinión pública, reveló en junio que según las intenciones de voto, un 51% de los consultados piensa sufragar a favor de los candidatos de la oposición que se postulen para una curul en los comicios parlamentarios; mientras que por el PSUV, un 34% votaría favor. El 16% restantes declara que no sabe aún como votará.

Otra encuesta, elaborada en cambio por Alfredo Keller y Asociados, una empresa de consultoría
 en 
asuntos 
públicos y estudio 
de 
la 
opinión
 pública
 de Venezuela hace un análisis similar. Allí se revela que un 43% de los entrevistados votarían por candidatos de la oposición e independientes mientras que solo un 21% se inclinaría por los oficialistas. El 18% aún no sabe y un 4% no vota. Esto de 1.200 entrevistados en 58 centros poblados.

Para Cambero,  es una estrategia electoral. “Nosotros lo que creemos es que es una estrategia del gobierno para tratar de ensalzar el nacionalismo venezolano ante la pérdida de popularidad del gobierno de Hugo Chávez. Aquí, ha caído en más de un 30%. En este momento es minoría y todos los sondeos de opinión que se han hecho en Venezuela indican que el 26 de septiembre podría recibir una gran derrota”, asegura.

Añade además que ya es noticia vieja que cada vez que hay elecciones “inventa lo de la supuesta agresión colombiana”.

El internacionalista ecuatoriano Mauricio Gándara, se pronuncia en la misma línea. “Es definitivamente uno de los factores, pero no inicialmente buscado por Chávez, por cuanto la acusación fue colombiana en la OEA. No es buscado por él pero le cae como anillo al dedo en relación a las elecciones para las que parece que está debilitado. Trata de provocar una defensa del nacionalista y por eso está hablando de la guerra”.

No hay visos de solución en la reunión de hoy

Las posturas de los gobiernos venezolanos y colombianos dejan entrever que hoy en la reunión de cancilleres organizada por la Unasur no se hallará una solución al conflicto diplomático entre los dos países. Ambos comunicaron, a través de la Cancillería de Colombia y de la Agencia Nacional de Noticias Venezolana sus posturas.

El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, manifestó ayer que después de la gira que emprendió en 5 países (Brasil, Perú, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Argentina) llevará a la cita una propuesta para ejecutar un plan que contribuya a lograr la paz en Colombia y así poner fin a la guerra interna de ese país.

En su gira Maduro expuso una profunda preocupación sobres las constantes arremetidas y ataques del Gobierno colombiano contra Venezuela.

Al respecto, agregó que históricamente los gobiernos colombianos apoyados por Estados Unidos, a través “de planes militaristas, guerreristas, han llevado al incremento de los peores efectos, los más nocivos efectos, sociales y políticos hacia toda la región”.

Pero la respuesta colombiana no fue la esperada. El canciller Jaime Bermúdez Merizalde, afirmó que “el verdadero plan de paz pasa por la no intervención en los asuntos internos de ningún país, pasa porque no exista un lugar en el mundo, ni físico, ni político, donde las Farc o algún grupo criminal puedan estar. El verdadero plan de paz es capturar a estos criminales donde quiera que estén”.

Bermúdez que ya confirmó su asistencia a la cita de hoy aseguró también que el gobierno colombiano ha sido explícito en las conversaciones con la Presidencia Pro Témpore de Unasur -Ecuador- y con los demás cancilleres. “Colombia considera indispensable que se discuta el mecanismo concreto y eficaz para evitar la presencia de las Farc en Venezuela y evitar que grupos criminales organizados y terroristas estén en cualquier país”.

Publicidad

Un comentario para “Poblaciones fronterizas de Venezuela ya sufren efectos de la crisis diplomática con Colombia”

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by vanessa vera and vanessa vera, Buró de Análisis. Buró de Análisis said: Poblaciones fronterizas de Venezuela ya sufren efectos de la crisis diplomática con Colombia http://bit.ly/ag6lPy #Noticias #Ecuador [...]

Deje un comentario

Powered by Buró Estratégico